Inscríbete aquí

Buscador de Medicamentos

Avamys Suspensión Para Nebulización Nasal

Laboratorio:
GLAXOSMITHKLINE
Principio Activo:
Fluticasona
Acciones:
Otorrinolaringológicos:Descongestivos Nasales Antialérgicos

Información Farmacológica

La formulación Avamys Suspensión para nebulización sólo debe administrarse vía intranasal. Para obtener un beneficio terapéutico completo, se recomienda programar un uso periódico del medicamento. Se ha observado que el medicamento comienza a tener efecto alrededor de 8 horas después de su administración inicial. Es posible que tengan que transcurrir varios días de tratamiento para lograr el beneficio máximo. Se le deberá explicar al paciente la ausencia de un efecto inmediato (véase Estudios clínicos).
Poblaciones:
En el tratamiento de la rinitis alérgica estacional y rinitis alérgica perenne: Adultos/adolescentes (12 años de edad y mayores): La dosis inicial recomendada consiste en 2 atomizaciones (27.5 mcg por atomización) en cada fosa nasal, 1 vez al día (dosis total diaria de 110 mcg). Una vez que se logre un control adecuado de los síntomas, podría ser eficaz reducir la dosificación a una atomización en cada fosa nasal, 1 vez al día (dosis total diaria de 55 mcg), como terapia de mantenimiento. Niños (2 a 11 años de edad): La dosis inicial recomendada consiste en una atomización (27.5 mcg por atomización) en cada fosa nasal, 1 vez al día (dosis total diaria de 55 mcg). Aquellos pacientes que no respondan adecuadamente al tratamiento con una atomización en cada fosa nasal, 1 vez al día (dosis total diaria de 55 mcg), podrían recibir 2 atomizaciones en cada fosa nasal, 1 vez al día (dosis total diaria de 110 mcg). Una vez que se logre un control adecuado de los síntomas, se recomienda reducir la dosificación a 1 atomización en cada fosa nasal, 1 vez al día (dosis total diaria de 55 mcg). Niños (menores de 2 años de edad): No hay información para recomendar el uso de la formulación Avamys Suspensión en spray nasal, en el tratamiento de la rinitis alérgica estacional o perenne, en niños menores de 2 años de edad. Pacientes de edad avanzada: No se requiere ajustar la dosificación (véase Farmacocinética). Insuficiencia renal: No se requiere ajustar la dosificación (véase Farmacocinética). Insuficiencia hepática: No se requiere ajustar la dosificación en pacientes que padezcan insuficiencia hepática de grado leve a moderado. No hay datos de uso en pacientes con insuficiencia hepática severa (véase Advertencias y Precauciones, y Farmacocinética).

Instrucciones de uso/manejo: Se debe instruir a los pacientes que preparen el nuevo dispositivo antes de utilizarlo por primera vez, y que lo vuelvan a preparar si se deja sin tapa o si parece no estar funcionando. Para preparar el dispositivo, se debe agitar vigorosamente el atomizador nasal durante aproximadamente 10 segundos con la tapa puesta. Esto es importante porque el Furoato de Fluticasona es una suspensión espesa que se vuelve líquida cuando se agita vigorosamente. Sólo se puede atomizar cuando se vuelve líquida. Entonces el paciente deberá presionar el botón firmemente hasta el fondo, aproximadamente 6 veces hasta que se observe una fina vaporización, (para garantizar la entrega de una dosis completa). Una vez preparado el dispositivo, el paciente debe agitar vigorosamente el atomizador nasal antes de cada uso. Se debe colocar nuevamente la tapa después de su uso, a fin de mantener limpia la boquilla y evitar la necesidad de una nueva preparación. 1. El Atomizador Nasal Avamys: Esta sección incluye la siguiente información: El Atomizador nasal. Seis cosas importantes que usted necesita saber acerca de Avamys. Preparación del atomizador nasal. Uso del atomizador nasal. Limpieza del atomizador nasal.
El Atomizador nasal: Su medicamento viene en un frasco de vidrio color café, dentro de un estuche plástico. Contendrá 30, 60 ó 120 atomizaciones, dependiendo del tamaño de empaque que se haya prescrito para usted (imagen a). Una ventana en el estuche de plástico le permite ver cuánto medicamento queda. Usted podrá ver el nivel del líquido para un nuevo frasco de 30 ó 60 atomizaciones (imagen a), más no para un nuevo frasco de 120 atomizaciones, ya que el nivel de líquido está por arriba de la ventana. Ver Tabla El medicamento es liberado como aerosol a través de la boquilla
cuando se presiona firmemente el botón lateral hasta el fondo. Una tapa removible protege la boquilla del polvo y evita que se bloquee.
Seis cosas importantes que usted necesita saber acerca de Avamys: 1.- El atomizador nasal viene en un frasco de vidrio color café. Para verificar cuánto medicamento queda, sostenga el atomizador nasal en posición vertical contra una luz brillante. Entonces usted será capaz de ver el nivel a través de la ventana. 2.- Cuando usted utilice el atomizador nasal por primera vez, deberá agitarlo vigorosamente durante aproximadamente 10 segundos con la tapa puesta. Esto es importante porque Avamys es muy espeso y se vuelve más líquido cuando usted lo agita bien (imagen b). Sólo se puede atomizar cuando se vuelve líquido. Ver Tabla 3.- Se debe presionar firmemente el botón lateral hasta el fondo para liberar una dosis de aerosol a través de la boquilla (imagen c). Ver Tabla 4.-Si usted experimenta alguna dificultad al presionar el botón con su pulgar puede utilizar ambas manos (imagen d) Ver Tabla 5. Siempre mantenga puesta la tapa en el atomizador nasal cuando no lo esté utilizando. La tapa mantiene el polvo fuera, se sella a presión y evita que la boquilla se bloquee. Cuando la tapa se encuentra en su lugar, no se puede presionar el botón lateral de manera accidental. 6.- Nunca utilice un alfiler o algo filoso para limpiar la boquilla, ya que dañará el atomizador nasal.
Preparación del atomizador nasal de Avamys: Usted debe preparar el atomizador nasal: Antes de utilizarlo por primera vez. Si ha dejado el dispositivo sin tapa. La preparación del atomizador nasal ayuda a garantizar que usted siempre obtendrá la dosis completa de su medicamento. Siga estos pasos: Con la tapa puesta, agite vigorosamente el atomizador nasal durante aproximadamente 10 segundos. Retire la tapa presionando suavemente los lados de la misma con su pulgar e índice y jalándola hacia afuera (imagen e). Mantenga el atomizador nasal en posición vertical y apunte la boquilla lejos de usted. Presione el botón firmemente hasta el fondo. Haga esto cuando menos 6 veces para liberar una fina vaporización en el aire (imagen f). El atomizador nasal está listo para usarse.
Uso de Atomizador nasal de Avamys: 1.- Agite vigorosamente el atomizador nasal. 2.- Retire la tapa. 3.- Suénese la nariz para limpiar sus fosas nasales y luego incline su cabeza ligeramente hacia adelante. 4.- Mantenga el atomizador nasal en posición vertical y coloque cuidadosamente la boquilla en una de sus fosas nasales (imagen g). 5.- Apunte el extremo de la boquilla hacia el exterior de la nariz, lejos del caballete (reborde) central de su nariz. Esto ayuda a dirigir el medicamento a la parte correcta de su nariz. 6.- Mientras usted inhala por su nariz presione firmemente el botón hasta el fondo una vez (imagen h). 7.- Tenga cuidado de que no llegue la vaporización a sus ojos. Si esto ocurre, enjuáguelos con agua. 8.- Saque la boquilla y exhale a través de su boca. 9.- Si su médico le ha indicado que aplique dos atomizaciones por fosa nasal, repita los pasos 4 a 6. 10.- Repita los pasos 4 a 6 en su otra fosa nasal. 11.- Coloque nuevamente la tapa en el atomizador nasal.
Limpieza del atomizador nasal Avamys: Después de cada uso: Limpie la boquilla y el interior de la tapa (imagen i y j) no utilice agua para hacer esto. Limpie con un pedazo de papel higiénico limpio y seco. Siempre coloque nuevamente la tapa, una vez que haya terminado para mantener el polvo fuera, sellar el dispositivo a presión y evitar que la boquilla se bloquee. Si el atomizador nasal parece no estar funcionando: Verifique que aún quede medicamento disponible. Observe el nivel a través de la ventana. Si el nivel es muy bajo, es posible que no haya suficiente medicamento para que funcione el atomizador nasal. Verifique que el atomizador nasal no presente daños. Si usted cree que la boquilla pudiera estar bloqueada, no utilice un alfiler o algo filoso para liberarla. Intente reiniciarla siguiendo las instrucciones de la sección "preparación del atomizador nasal para su uso". Si no está funcionando todavía, o si produce algo distinto a una vaporización fina el atomizador, devuélvalo a su farmacéutico.
La información obtenida a partir de estudios clínicos realizados a gran escala sirvió para determinar la frecuencia de incidencia de los efectos adversos. Se ha utilizado la siguiente convención para clasificar la frecuencia de incidencia: Muy común: ³ 1/10. Común: ³ 1/100 y < 1/10. No común: ³ 1/1000 y < 1/100. Rara: ³ 1/10000 y < 1/1000. Muy rara: < 1/10000.
Información obtenida a partir de estudios clínicos: Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos: Muy común: Epistaxis. En adultos y adolescentes, la incidencia de epistaxis fue mayor con el uso a largo plazo (más de 6 semanas) que con el uso a corto plazo (hasta 6 semanas). En estudios clínicos de hasta 12 semanas de duración, realizados en pacientes pediátricos, la incidencia de epistaxis fue similar entre los grupos tratados con Avamys Suspensión en Spray Nasal y placebo. Común: Ulcera nasal.
Niños: Alteraciones Músculo-esqueléticas y del tejido conectivo: No se conoce: Retardo en el crecimiento: En un estudio de un año de duración evaluando el crecimiento en niños prepúberes recibiendo 110 microgramos de furoato de fluticasona una vez al día, se observó una diferencia promedio de -0.27 cm por año en la velocidad de crecimiento comparado con el placebo (véase Estudios Clínicos).
Datos Post-comercialización: Alteraciones del sistema inmunológico: Rara: Reacciones de hipersensibilidad incluyendo anafilaxia, angioedema, exantema y urticaria.
Alteraciones del sistema nervioso: Común: Cefalea.
Alteraciones respiratorias, torácicas y mediastínicas: No común: Rinalgia, molestia nasal (incluyendo ardor nasal, irritación nasal y dolor nasal), sequedad nasal.
La formulación Avamys Suspensión en spray nasal, está contraindicada en pacientes que son hipersensibles a cualquiera de los ingredientes.
La formulación Avamys Suspensión en spray nasal es una suspensión blanca uniforme, contenida en un frasco de vidrio color ámbar, ajustado con una bomba atomizadora de dosis medidas (50 µL). Este empaque interno se encuentra incorporado a un dispositivo de plástico predominantemente blanquecino, con una palanca azul de movimiento lateral y una cubierta que contiene un tapón. Cada atomización de la suspensión suministra aproximadamente 27.5 mcg de Furoato Fluticasona micronizado, como una dosis externa. Lista de excipientes: Glucosa Anhidra (también conocida como Dextrosa Anhidra); Celulosa Microcristalina y Carboximetilcelulosa Sódica (también conocida como Celulosa Dispersable); Polisorbato 80; Solución de Cloruro de Benzalconio; Disodio Edetato (también conocido como Edetato Disódico); Agua Purificada.
Presentación farmacéutica: Suspención para nebulización nasal.
Indicado para el tratamiento de los síntomas de la rinitis alérgica estacional y perenne en pacientes adultos y niños a partir de los 2 años de edad.

Propiedades Farmacológicas: Mecanismo de acción: El furoato de fluticasona es un corticoesteroide sintético trifluorinatado, que posee una afinidad muy alta por el receptor glucocorticoide y exhibe una potente acción antiinflamatoria.
Farmacocinética: Absorción: El furoato de fluticasona experimenta un amplio metabolismo de primer paso y una absorción incompleta en el hígado e intestinos, lo cual da como resultado una exposición sistémica insignificante. Por lo general, la dosificación intranasal de 110 mcg administrados 1 vez al día no produce concentraciones plasmáticas mensurables (< 10 pg/mL). La biodisponibilidad absoluta de furoato de fluticasona, administrado a una dosis de 880 mcg 3 veces al día (dosis total diaria de 2640 mcg), es de 0.50%. Distribución: El grado de fijación a proteínas plasmáticas que exhibe el furoato de fluticasona es superior a 99%. El furoato de fluticasona se distribuye ampliamente, con un volumen promedio de distribución en estado estacionario de 608 L. Metabolismo: El furoato de fluticasona experimenta una rápida depuración (depuración plasmática total de 58.7 L/h) de la circulación sistémica, mediante el metabolismo hepático principalmente, a un metabolito inactivo 17ß-carboxílico (GW694301X), a través de la enzima CYP3A4 del citocromo P450. La principal vía metabólica fue la hidrólisis de la función del carbotioato de S-fluorometilo, para formar el metabolito de ácido 17ß-carboxílico. En los estudios realizados in vivo, no se han observado indicios de fragmentación de la fracción furoato para formar fluticasona. Eliminación: Después de la administración oral e intravenosa, la eliminación fue principalmente fecal, lo cual indica que el furoato de fluticasona y sus metabolitos se excretan en la bilis. Después de la administración intravenosa, la vida media de eliminación promedió 15.1 horas. La excreción urinaria representó aproximadamente el 1% y 2% de la dosis administrada vía oral y vía intravenosa, respectivamente.
Poblaciones de pacientes especiales: Pacientes de edad avanzada: Sólo una pequeña cantidad de pacientes en edad avanzada (n= 23/872; 2.6%) proporcionó información farmacocinética. En los sujetos de edad avanzada, no hubo indicios de una mayor incidencia de concentraciones cuantificables de furoato de fluticasona, en comparación con los sujetos más jóvenes. Niños: De ordinario, el furoato de fluticasona no es cuantificable (< 10 pg/mL) después de la dosificación intranasal de 110 mcg 1 vez al día. Después de la dosificación intranasal de 110 mcg 1 vez al día, se observaron concentraciones cuantificables en < 16% de los pacientes pediátricos; y después de la dosificación intranasal de 55 mcg 1 vez al día, sólo se observaron concentraciones cuantificables en < 7% de los pacientes pediátricos. No hubo indicios de una mayor incidencia de concentraciones cuantificables de furoato de fluticasona en niños pequeños (menores de 6 años de edad).
Insuficiencia renal: Después de su dosificación intranasal, el furoato de fluticasona no es detectable en la orina de voluntarios sanos. Menos del 1% del material relacionado con la dosis se excreta en la orina, por lo cual no sería de esperarse que la presencia de insuficiencia renal afectara el perfil farmacocinético del furoato de fluticasona.
Insuficiencia hepática: En un estudio realizado con una dosis única de 400 mcg de furoato de fluticasona para inhalación oral, los pacientes con insuficiencia hepática de grado moderado exhibieron un aumento en la Cmáx (42%) y el ABC (0-¥) (172%), en comparación con los sujetos sanos. De acuerdo con este estudio, no sería de esperarse que el grado promedio de exposición pronosticado para la administración de 110 mcg de furoato de fluticasona intranasal, en pacientes con insuficiencia hepática de grado moderado, produjera una depresión en las concentraciones de cortisol. Por tanto, no se pronostica que la presencia de insuficiencia hepática de grado moderado produzca un efecto clínicamente pertinente en la dosis normal para adultos. Otra farmacocinética: De ordinario, el furoato de fluticasona no es cuantificable (< 10 pg/mL) después de la dosificación intranasal de 110 mcg 1 vez al día. Después de la dosificación intranasal de 110 mcg 1 vez al día, sólo se observaron concentraciones cuantificables en < 31% de los pacientes de 12 años de edad y mayores, y en < 16% de los pacientes pediátricos. No hubo indicios de que el género, la edad (incluyendo pacientes pediátricos) o la raza estuvieran relacionados con aquellos sujetos que exhibieron concentraciones cuantificables, en comparación con los que no las tuvieron.
Estudios clínicos: Rinitis alérgica estacional en adultos y adolescentes: La administración de 110 mcg de formulación Avamys Suspensión en Spray Nasal, 1 vez al día, produjo una mejora estadísticamente significativa en las puntuaciones totales diarias de síntomas nasales previos a la dosis, tanto reflectivas (cómo se sintió el paciente durante las 12 horas precedentes) como instantáneas (cómo se sintió el paciente en el momento de la evaluación) (rPTSN e iPTSN, las cuales comprenden rinorrea, congestión nasal, estornudos y prurito nasal), así como en las puntuaciones totales diarias de síntomas oculares, tanto reflectivas como instantáneas (rPTSO, las cuales comprenden prurito/escozor, lagrimeo e irritación ocular), frente a un placebo (ver la tabla que se presenta a continuación). Después de administrar el fármaco una vez al día, se mantuvo la mejoría en los síntomas nasales y oculares durante un periodo de 24 horas completas. Ver Tabla La distribución de la percepción que tienen los pacientes de la respuesta general al tratamiento (utilizando una escala de 7 puntos que varió de significativamente mejorada a significativamente peor) favoreció a la formulación Avamys Suspensión en Spray Nasal, administrada a 1 dosis de 110 mcg, sobre el placebo, con una diferencia terapéutica estadísticamente significativa. En 2 estudios, el efecto terapéutico se hizo evidente tan pronto como 8 horas después de administrar la primera dosis. En los 4 estudios se observó una mejoría significativa en los síntomas durante las primeras 24 horas, y siguieron mejorando durante varios días. La calidad de vida de los pacientes (evaluada a través del Cuestionario sobre la Calidad de Vida de los pacientes que padecen Rinoconjuntivitis - CCVR) experimentó una mejoría significativa, con respecto a la línea basal, al administrar la formulación Avamys Suspensión en Spray Nasal, en comparación con el placebo. (Diferencia Mínima Importante en todos los estudios = mejoría de cuando menos -0.5 sobre el placebo; diferencia terapéutica de -0.690, p < 0.001, IC del 95%: -0.84, -0.54). Rinitis alérgica perenne en adultos y adolescentes: La administración de 110 mcg de formulación Avamys Suspensión en Spray Nasal, 1 vez al día, produjo una mejora significativa en las rPTSN diarias (diferencia media por MC = -0.706, P= 0.005, IC del 95%: -1.20, -0.21). Después de administrar el fármaco 1 vez al día, se mantuvo la mejoría en los síntomas nasales durante un periodo de 24 horas completas. La distribución de la percepción que tienen los pacientes de la respuesta general al tratamiento también mejoró significativamente, en comparación con el placebo. En un estudio de dos años diseñado para evaluar la seguridad ocular del furoato de fluticasona (110 microgramos una vez al día en Atomizador Nasal), en adultos y adolescentes con rinitis alérgica recibieron furoato de fluticasona (n=367) o placebo (n=181). Los objetivos primarios [tiempo para un aumento en la opacidad subcapsular posterior ( ³ 0,3 a partir del valor basal del Sistema de clasificación de opacidades del cristalino, Versión III (LOCS - por sus siglas en Inglés - grado III)) y el tiempo para aumento de la presión intraocular (IOP - por sus siglas en Inglés; ³ 7 mmHg a partir del valor basal)] no presentaron diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos. Los aumentos en la opacidad subcapsular posterior ( ³ 0,3 del valor basal) fueron más frecuentes en los sujetos tratados con furoato de fluticasona 110 microgramos [14 (4%)] versus placebo [4 (2%)], y fueron transitorios en diez sujetos en el grupo furoato de fluticasona y en dos sujetos en el grupo placebo. Aumentos en la IOP ( ³ 7 mmHg a partir de los valores basales) fueron más frecuentes en sujetos tratados con 110 microgramos de furoato de fluticasona: 7 (2%) para furoato de fluticasona 110 microgramos una vez al día y 1 (< 1%) para placebo. Estos eventos fueron transitorios en seis sujetos en el grupo furoato de fluticasona y un sujeto en el placebo. A las semanas 52 y 104, el 95% en los dos grupos de tratamiento tenían valores de opacidad subcapsular posterior de ± 0,1 de los valores basales para cada ojo y, a la semana 104, £ 1% de los sujetos en los dos grupos de tratamiento tenían 0,3 de aumento a comparado con los valores basales de opacidad subcapsular posterior. A las semanas 52 y 104, la mayoría de los sujetos (>95%) presentaban valores IOP de ± 5 mmHg del valor basal. Los aumentos en la opacidad subcapsular posterior o IOP no se acompañaron de los eventos adversos cataratas o glaucoma. Niños: La posología pediátrica se basa en la evaluación de la información de eficacia en toda la población pediátrica que padece rinitis alérgica. En un estudio de rinitis alérgica estacional realizado en niños, la administración de 110 mcg de formulación Avamys Suspensión en Spray Nasal, durante un periodo de 2 semanas, fue eficaz en el criterio principal de valoración nasal (diferencia media por MC en las rPTSN diarias = -0.616, P= 0.025, IC del 95%: -1.15, -0.08), así como en todos los criterios secundarios de valoración nasal, excepto en la puntuación reflectiva individual para la rinorrea. No se observaron diferencias significativas entre la administración de 55 mcg de formulación Avamys Suspensión en Spray Nasal y placebo, en cualquier criterio de valoración. En un estudio de rinitis alérgica perenne, la administración de 55 microgramos de formulación Avamys Suspensión en Spray Nasal fue eficaz en las rPTSN diarias (diferencia media por MC = -0.754, P = 0.003, IC del 95%: -1.24, -0.27). Aunque al administrar 100 mcg se observó una tendencia hacia la mejora de las rPTSN, ésta no alcanzó significancia estadística (diferencia media por MC = -0.452, P = 0.073, IC del 95% -1.24, -0.04). Los análisis post-hoc de la información de eficacia, realizados durante 6 y 12 semanas a partir de este estudio, así como un estudio de seguridad de 6 semanas de duración, realizado en el eje HHS, demostraron individualmente que la mejora exhibida en las rPTSN al administrar 110 mcg de formulación Avamys Suspensión en Spray Nasal fue estadísticamente significativa sobre el placebo. Un estudio, randomizado, doble-ciego, paralelo, multicéntrico, de control del crecimiento durante un año de duración controlado con placebo, evaluó el efecto del 110 microgramos al día de furoato de fluticasona Atomizador Nasal sobre la velocidad de crecimiento de 474 niños prepúberes (de 5 a 7,5 años de edad en niñas, y 5 a 8,5 años de edad en niños) mediante estadiometría. La velocidad promedio de crecimiento durante un periodo de tratamiento de más de 52 semanas fue más bajo en los pacientes recibiendo furoato de fluticasona (5,19 cm/año) comparado con placebo (5,46 cm/año). La diferencia promedio por el tratamiento fue de -0,27 cm por año [95% CI -0,48 a -0,06].
Datos preclínicos de seguridad: Carcinogénesis, mutagénesis: En estudios de 2 años de duración, realizados en ratas y ratones que recibieron dosis inhaladas, no se observaron aumentos relacionados con el tratamiento en la incidencia de tumores. El fluticasona furoato no fue genotóxico in vitro o in vivo. Toxicología en la reproducción: En animales, se evaluó el riesgo de toxicidad en la reproducción a través de la administración de dosis inhaladas, con la finalidad de garantizar una elevada exposición sistémica al furoato de fluticasona. No se presentaron efectos en el apareamiento o la fertilidad de ratas machos o hembras. En las ratas, la toxicidad en el desarrollo se confinó a un aumento en la tasa de incidencia de esternebras osificadas de manera incompleta, asociadas con menores pesos fetales. En conejos, la administración de dosis elevadas indujo abortos. Después de una exposición sistémica a corticoesteroides potentes, estos hallazgos son típicos. En ratas o conejos, no hubo anormalidades esqueléticas o viscerales que se consideraran mayores, ni se observaron efectos en el desarrollo prenatal o post-natal de ratas. Toxicología y/o farmacología en animales: En los estudios de toxicidad general, los hallazgos fueron similares a los observados con otros glucocorticoides, por lo cual no se considera que sean clínicamente pertinentes al uso intranasal de furoato de fluticasona.

Síntomas y signos: Sobredosis crónica puede originar signos/síntomas de hipercortisolismo. En un estudio de biodisponibilidad, se estudiaron dosis intranasales que representaban hasta 24 veces la dosis diaria recomendada para adultos, durante un período de tres días, sin que se observaran efectos adversos de carácter sistémico (ver Farmacocinética).
Tratamiento: Es improbable que una dosificación aguda requiera una terapia distinta a la vigilancia.

Vida de anaquel: La fecha de caducidad se indica en el empaque.
Precauciones especiales de almacenamiento: Almacenar a temperaturas inferiores a 30º C. No refrigerar ni congelar.
El furoato de fluticasona experimenta un amplio metabolismo de primer paso, a través de la enzima hepática CYP3A4. Por tanto, el perfil farmacocinético del furoato de fluticasona podría sufrir alteraciones en pacientes que padezcan alguna enfermedad hepática severa (ver Interacciones y Farmacocinética). Con base en la información obtenida con otro glucocorticoide metabolizado por la enzama CYP3A4, no se recomienda la coadministración de ritonavir, debido al riesgo de que se produzca un aumento en el grado de exposición sistémica al furoato de fluticasona intranasal (véase Interacciones y Farmacocinética).
Ulceración nasal y epistaxis: En estudios clínicos de 2 a 52 semanas de duración, la ulceración nasal y la epistaxis se observaron más frecuentemente.
Infección por cándida: Pacientes que usan Avamys Suspensión para nebulización Nasal durante varios meses o largos periodos, deben ser examinados periódicamente para determionar si hay presencia de infección por cándida u otros signos de efectos adversos en la mucosa nasal.
Cicatrización de heridas: Debido a los efectos inhibitorios de los corticoides en cicatrización de heridas, pacientes que han tenido una experiencia previa de úlcera nasal o trauma nasal, no deben usar Avamys Suspención para nebulización Nasal hasta que éstas estén cicatrizadas.
Glaucoma y cataratas: Corticoides inhalados y nasales pueden ocasionar el desarrollo de glaucoma y/o cataratas. Por lo tanto, un estricto monitoreo se requiere en pacientes con alteraciones en la visión o con historia de incremento de presión intraocular, glaucoma y/o cataratas.
Efectos en el crecimiento: Los corticoides pueden causar una reducción en la velocidad de crecimiento cuando se administra en pacientes pediátricos. Se debe supervisar periódicamente el crecimiento en los pacientes pediátricos que reciben Avamys. Para disminuir los efectos sistémicos de los corticoides intranasales, se debe titular al paciente con la menor dosis que controle efectivamente sus síntomas.
Inmunosupresión: Personas que usan drogas que suprimen el sistema inmune, están más susceptibles a infecciones bacterianas o fúngicas, sistémicas o locales no tratadas, infecciones parasitarias o sistémicas viral, herpes simple ocular.

Naturaleza y contenido del empaque: La formulación Avamys Suspensión para nebulización Nasal es una suspensión medicamentosa que se encuentra contenida en un frasco de vidrio, ajustado con una bomba atomizadora de dosis medidas, e incorporado a un dispositivo blanquecino de plástico, con una palanca azul de movimiento lateral y una cubierta. El peso neto (o de llenado) de los productos comerciales propuestos es suficiente para suministrar un mínimo de 30 (empaque de muestra), 60 ó 120 atomizaciones después de la preparación. No todas las presentaciones se encuentran disponibles en todos los países.

Embarazo y lactancia: No se dispone de información adecuada sobre el uso de la formulación Avamys Suspensión para nebulización Nasal durante el embarazo y la lactancia humana. La formulación Avamys Suspensión para nebulización Nasal sólo debe utilizarse durante el embarazo si los beneficios para la madre exceden los riesgos para el feto. Fertilidad: No hay información obtenida en seres humanos (véase Datos Preclínicos, toxicología en la reproducción). Embarazo: Después de la administración intranasal de Furoato de Fluticasona a la dosis máxima recomendada para humanos (110 mcg/día), las concentraciones plasmáticas de Furoato de Fluticasona generalmente no fueron cuantificables, por lo cual es de esperarse que el riesgo de toxicidad en la reproducción sea muy bajo. Lactancia: Se desconoce si Furoato de Fluticasona es excretado en la leche materna humana. Por lo tanto se debe tener precaución cuando este producto se administra durante la lactancia.
Efectos en la capacidad de conducir y operar maquinaria: Se desconoce que Furoato de Fluticasona y otros esteroides administrados vía intranasal, tengan algún efecto sobre la capacidad de conducir u operar máquinas; no hay razón alguna para esperar que la formulación Avamys Suspensión para nebulización Nasal produzca algún efecto en la capacidad de conducir vehículos u operar maquinaria.
El furoato de fluticasona experimenta una rápida depuración, a través de un amplio metabolismo de primer paso mediado por la isoenzima 3A4 del citocromo P450. En un estudio sobre interacciones medicamentosas, realizado con furoato de fluticasona y el potente inhibidor de la enzima CYP3A4, ketoconazol, hubo más sujetos que exhibieron concentraciones plasmáticas mensurables de furoato de fluticasona en el grupo tratado con ketoconazol (6 de los 20 sujetos), que en el grupo tratado con placebo (1 de los 20 sujetos). Este pequeño aumento en el grado de exposición no produjo diferencias estadísticamente significativas en las concentraciones séricas de cortisol, cuantificadas en un lapso de 24 horas, entre los dos grupos de tratamiento. La información sobre inducción e inhibición enzimática sugiere que no existe una base teórica para pronosticar el surgimiento de interacciones metabólicas, entre el furoato de fluticasona y el metabolismo de otros compuestos mediado por el citocromo P450, administrados a dosis intranasales clínicamente pertinentes. Por tanto, no se han realizado estudios clínicos para investigar las interacciones que produce el furoato de fluticasona en otros fármacos (ver Advertencias y Precauciones y Farmacocinética).
*El buscador de medicamentos online de Farmacias Cruz Verde es una guía de productos farmacéuticos en el cual aparece recopilada la información otorgada por las compañías farmacéuticas. Los resultados de búsquedas en éste no implican que se encuentren disponibles para la venta en nuestros locales.