Inscríbete aquí

Buscador de Medicamentos

ATROVENT® NASAL SPRAY 0,03%

Laboratorio:
SANOFI-AVENTIS
Principio Activo:
Ipratropio
Acciones:
Aparato Respiratorio:Tratamiento de la Rinorrea Alérgica y No Alérgica

Información Farmacológica

Cada ml contiene: 0.31 mg de Bromuro de Ipratropio Monohidratado correspondiente a 0.30 mg de Bromuro de Ipratropio Anhidro. Excipientes: Cloruro de Benzalconio, Edetato Disódico Dihidratado, Cloruro de Sodio, Agua Purificada, Ácido Clorhídrico y/o Hidróxido de Sodio para ajuste de pH.
Alivio sintomático de la rinorrea en la rinitis alérgica y no alérgica.

Propiedades farmacológicas: El bromuro de ipratropio, un amonio cuaternario derivado de la atropina, es un fármaco anticolinérgico. El bromuro de ipratropio administrado por vía intranasal tiene una acción parasimpaticolítica localizada, que reduce la hipersecreción acuosa de las glándulas mucosas de la nariz. El bromuro de ipratropio administrado mediante un spray nasal carece de efecto importante sobre el olfato, el transporte mucociliar nasal, la frecuencia de los movimientos ciliares ni la capacidad de acondicionar el aire de la nariz. Atrovent® spray nasal 0.03%: Los estudios de provocación nasal en pacientes con rinitis perenne (n=44) utilizando Atrovent® spray nasal, mostraron aumento dependiente de la dosis de la inhibición de la secreción nasal inducida por metacolina; la acción comenzó a los 15 minutos. La duración de la acción de Atrovent® spray nasal también dependió de la dosis. En un estudio de 8 semanas realizado en adultos con rinitis alérgica, dosis hasta de 168 mcg/fosa nasal 2 veces por día fueron bien toleradas y eficaces, con un comienzo de acción más rápido. Estudios clínicos controlados mostraron que el bromuro de ipratropio intranasal es eficaz para controlar la intensidad y la duración de la rinorrea en pacientes con rinitis perenne alérgica y no alérgica. Dos estudios controlados con placebo realizados con Atrovent® spray nasal 0.03% administrado 2 veces por día a adultos y niños, con rinitis perenne alérgica y no alérgica, mostraron que Atrovent® spray nasal 0.03% administrado a razón de 42 mcg por fosa nasal fue más eficaz en los pacientes con rinitis perenne no alérgica que en los pacientes con rinitis perenne alérgica.
Farmacocinética: El ipratropio es una amina cuaternaria, que es rápidamente absorbida a través de la mucosa nasal, aunque en poca cantidad. En voluntarios sanos menos del 10% de la dosis administrada por vía nasal se excretó sin modificar en la orina de 24 horas. La absorción sistémica del ipratropio a través de la mucosa nasal inflamada no se alteró debido al frío inducido experimentalmente, según se estimó midiendo la excreción renal de ipratropio en 24 horas. Después de administrar una dosis única o 4 veces diarias se excretó 6-8% de ipratropio no modificado en voluntarios sanos y en voluntarios infectados. Después de la administración prolongada a pacientes con rinitis, la cantidad de ipratropio inmodificado excretado por la orina en 24 horas en estado de equilibrio fue del 4 al 6% de la dosis. Asumiendo el valor que aparece en la bibliografía del 50% de la dosis excretada en la orina tras la administración intravenosa, la biodisponibilidad estimada de ipratropio tras la administración nasal es inferior al 20%. Se calcularon los parámetros cinéticos que describen la disposición del ipratropio a partir de las concentraciones plasmáticas después de la administración intravenosa. Se observa una rápida declinación bifásica de las concentraciones plasmáticas. El volumen de distribución aparente en estado de equilibrio (Vdss) es de aproximadamente 176 litros (2.4 l/kg). La unión del fármaco con las proteínas plasmáticas es mínima (menos de 20%). La amina cuaternaria ipratropio no atraviesa la barrera hematoencefálica. La semivida de la fase de eliminación terminal es de alrededor de 1.6 horas.El ipratropio presenta una depuración total de 2.3 l/min y una depuración renal de 0.9 l/min. Después de la administración intravenosa alrededor del 60% de la dosis es metabolizada probablemente en su mayor parte en el hígado por oxidación. En un estudio de balance de excreción la excreción renal acumulativa (6 días) de radioactividad relacionada con el fármaco (como compuesto de origen y todos los metabolitos) representó el 72.1% tras la administración intravenosa, 9.3% tras la administración oral y 3.2% tras la inhalación. La radioactividad total excretada por las heces fue del 6.3% tras la aplicación intravenosa, del 88.5% luego de la administración oral y del 69.4% después de la inhalación. En consecuencia la excreción principal de la radioactividad relacionada con el fármaco se produjo a través de la vía renal. Los principales metabolitos urinarios se unen poco al receptor muscarínico y deben ser considerados inactivos.
Toxicología: Se ha investigado exhaustivamente la tolerabilidad local y sistémica del bromuro de ipratropio en varias especies animales y a través de diversas vías de administración. Se ha investigado la toxicidad aguda inhalatoria, oral e intravenosa en varias especies de roedores y no roedores. Cuando se administró mediante inhalación, la dosis letal mínima en cobayos machos fue de 199 mg/kg. En las ratas, no se observó mortalidad con las dosis más elevadas técnicamente factibles (es decir 0.05 mg/kg después de 4 h de la administración o de 160 pulverizaciones de bromuro de ipratropio, 0.02 mg/pulverización). Los valores de la DL50 oral para el ratón, la rata y el conejo fueron de 1585, 1925 y 110 mg/kg, respectivamente. Las DL50 intravenosas para el ratón, la rata y el perro fueron, respectivamente, de 13.6; 15.8 y aproximadamente 18.2 mg/kg. Los signos clínicos fueron midriasis, sequedad de la mucosa oral, disnea, temblor, espasmos y/o taquicardia. Se llevaron a cabo estudios toxicológicos con dosis repetidas en ratas, conejos, perros y en el mono Rhesus. En estudios por vía inhalatoria de hasta 6 meses en ratas, perros y monos Rhesus, el nivel sin efectos adversos observados (NOAEL) fue de 0.38 mg/kg/día, 0.18 mg/kg/día y 0.8 mg/kg/día, respectivamente. En el perro se observó sequedad de la mucosa oral y taquicardia. No se observaron lesiones histopatológicas relacionadas con el fármaco en el sistema broncopulmonar ni en ningún otro órgano. En la rata, el NOAEL tras 18 meses de administración oral fue de 0.5 mg/kg/día. Los estudios de toxicidad inhalatoria con dosis repetidas realizados en ratas (hasta 6 meses) y en perros (hasta 3 meses) con otras formulaciones (formulación intranasal, propelente alternativo HFA 134a y formulación con lactosa en polvo) no revelaron información adicional al perfil de toxicidad general del bromuro de ipratropio. La administración intranasal hasta por 6 meses mostró un nivel sin efecto (NOEL) > 0.20 mg/kg/día en perros y confirmó los datos de estudios anteriores con administración intranasal hasta por 13 semanas. Los estudios de toxicidad con dosis repetidas de bromuro de ipratropio han demostrado que los perfiles toxicológicos de la formulación con HFA y de la formulación convencional con CFC son similares. La solución acuosa de bromuro de ipratropio (0.05 mg/kg), fue bien tolerada localmente cuando se administró a ratas por vía inhalatoria (administración única durante 4 h). En los estudios de toxicidad con dosis repetidas, el bromuro de ipratropio fue bien tolerado localmente. En el cobayo no se han demostrado anafilaxia activa ni reacciones anafilácticas pasivas. No hubo evidencia de genotoxicidad in vitro (prueba de Ames) ni in vivo (prueba del micronúcleo, prueba de dominancia letal en ratones, ensayo citogenético en células de la médula ósea del hámster chino). No se demostraron efectos oncógenos ni carcinógenos en estudios a largo plazo realizados en ratones y ratas. Se han realizado estudios para investigar la posible influencia del bromuro de ipratropio sobre la fertilidad, la toxicidad fetal y embrionaria, y el desarrollo peri y posnatal en ratones, ratas y conejos. Las dosis orales elevadas, es decir de 1000 mg/kg/día en ratas y de 125 mg/kg/día en conejos, resultaron maternotóxicas en ambas especies y embrio y fetotóxicas en la rata, en la que se observó disminución del peso fetal. No se observaron malformaciones relacionadas con el tratamiento. Las dosis más elevadas técnicamente factibles para inhalación mediante el spray dosificador, de 1.5 mg/kg/día en ratas y de 1.8 mg/kg/día en conejos, no mostraron efectos adversos sobre la reproducción.

Adultos y adolescentes mayores de 12 años: 2 pulverizaciones en cada fosa nasal (= 42 mcg/fosa nasal) 2 - 3 veces por día.
Niños de 6 a 12 años: 1 ó 2 dosis (42 mcg), en cada fosa nasal. La dosificación óptima varía según la respuesta de cada paciente. Si Atrovent® spray nasal es pulverizado accidentalmente en los ojos, lave los ojos inmediatamente con agua fría de la llave. Si el extremo nasal del spray se tapa, quite la tapa protectora. Sostenga el extremo del spray bajo el chorro de agua tibia de la llave durante 1 minuto aproximadamente y luego séquelo. Accione el mecanismo como se indica en el paso 2 y vuelva a colocar la tapa protectora.
Muchos de los efectos adversos listados se pueden asignar a las propiedades anticolinérgicas de Atrovent® spray nasal. Como sucede con todos los tratamientos tópicos, Atrovent® spray nasal puede producir síntomas de irritación local. Las reacciones adversas se identificaron a partir de datos obtenidos en ensayos clínicos y de farmacovigilancia durante el período posterior a la aprobación de la droga.
Los efectos secundarios observados con mayor frecuencia en los ensayos clínicos fueron: epistaxis, sequedad nasal, dolor de cabeza, malestar nasal e irritación de garganta. Trastornos del sistema inmune: reacción anafiláctica, hipersensibilidad. Trastornos del sistema nervioso: dolor de cabeza, mareos. Trastornos oculares: trastornos de la acomodación, midriasis, aumento de la presión intraocular, glaucoma, dolor ocular, visión borrosa, visión de halos, hiperemia conjuntival, edema corneal. Trastornos cardíacos: taquicardia supraventricular, fibrilación auricular, aumento de la frecuencia cardíaca, palpitaciones. Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos: epistaxis, sequedad nasal, irritación de la garganta, malestar nasal, sequedad de garganta, broncoespasmo, laringoespasmo, edema faríngeo. Trastornos digestivos: sequedad bucal, náuseas, trastornos de la motilidad gastrointestinal, edema bucal, estomatitis. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: erupción, angioedema, prurito, urticaria. Trastornos renales y urinarios: retención urinaria.
Atrovent® spray nasal está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida a la atropina o a sus derivados, o a cualquier otro componente del producto.

Advertencias y precauciones especiales: Pueden producirse reacciones de hipersensibilidad inmediata después de la administración de Atrovent®, como lo demuestran los raros casos de erupción, urticaria, angioedema, edema orofaríngeo, broncoespasmo y anafilaxia. Atrovent® spray nasal se debe usar con precaución en pacientes predispuestos al glaucoma de ángulo estrecho, o con obstrucción preexistente de las vías urinarias (por ejemplo con hiperplasia prostática u obstrucción del cuello de la vejiga). Los pacientes con fibrosis quística pueden ser más propensos a sufrir trastornos de la motilidad gastrointestinal. Atrovent® spray nasal contiene cloruro de benzalconio (antimicrobiano) como conservante, que puede causar irritación de la mucosa nasal.
Complicaciones oculares: Han habido informes aislados sobre complicaciones oculares (es decir, midriasis, aumento de la presión intraocular, glaucoma de ángulo estrecho, dolor ocular) cuando el bromuro de ipratropio aerosolizado, ya sea solo o en combinación con un agonista beta2-adrenérgico, tomó contacto con los ojos. El dolor o malestar ocular, visión borrosa, visión de halos o halos coloreados alrededor de las luces asociados con enrojecimiento ocular por congestión conjuntival y edema corneal, pueden ser signos de glaucoma agudo de ángulo estrecho. En caso de que aparezca cualquiera de estos síntomas, solos o combinados, debe iniciarse el tratamiento con gotas mióticas y consultar al especialista de inmediato. Los pacientes deben recibir información sobre la administración correcta de Atrovent® spray nasal.

Fertilidad, embarazo y lactancia: No se ha establecido la seguridad de Atrovent® spray nasal durante el embarazo humano. Los beneficios de la administración de Atrovent® spray nasal durante el embarazo confirmado o presunto, deben valorarse respecto de los posibles riesgos para el feto. Los estudios preclínicos no han mostrado efectos embriotóxicos ni teratógenos después de la inhalación o de la aplicación intranasal de dosis considerablemente superiores a las recomendadas en seres humanos. No se sabe si el bromuro de ipratropio es excretado en la leche humana. Aunque los cationes cuaternarios insolubles en lípidos pasan a la leche materna, es improbable que el bromuro de ipratropio llegue al lactante en cantidades importantes, cuando se administra por vía intranasal. Sin embargo, dado que muchos fármacos se excretan en la leche humana, se debe tener precaución cuando se administre Atrovent® spray nasal a madres lactantes. Los estudios preclínicos realizados con bromuro de ipratropio no mostraron efectos adversos sobre la fertilidad (véase la sección Toxicología). No se dispone de datos clínicos sobre fertilidad con el bromuro de ipratropio.
Efectos sobre la capacidad de conducir vehículos u operar maquinarias: No se han estudiado los efectos sobre la capacidad de conducir vehículos u operar maquinarias. Sin embargo, se debe avisar a los pacientes que pueden experimentar efectos adversos como mareos, alteraciones de la acomodación, midriasis y visión borrosa durante el tratamiento con Atrovent® spray nasal. Por lo tanto, se debe recomendar precaución al conducir vehículos u operar maquinarias. Si los pacientes experimentan los efectos adversos mencionados antes, deben evitar la realización de tareas potencialmente riesgosas como conducir vehículos u operar maquinarias.
Atrovent®spray nasal se absorbe mínimamente hacia la circulación sistémica; sin embargo, existe algún riesgo de interacción aditiva con otras medicaciones anticolinérgicas administradas en forma concomitante, incluidos los aerosoles que contienen bromuro de ipratropio para inhalación oral. No existen pruebas de que el uso concomitante de Atrovent® spray nasal con otros fármacos comúnmente prescritos para la rinitis perenne como los antihistamínicos, los descongestivos o los esteroides nasales, aumente la incidencia de efectos secundarios.
No se han observado síntomas específicos de la sobredosis. En vista del amplio margen terapéutico y debido a la administración tópica de Atrovent® spray nasal, no cabe esperar la aparición de síntomas anticolinérgicos graves. Pueden producirse manifestaciones sistémicas menores de la actividad anticolinérgica, como sequedad de boca, trastornos de la acomodación visual y aumento de la frecuencia cardíaca.
Almacenar en un lugar seguro fuera del alcance de los niños.
*El buscador de medicamentos online de Farmacias Cruz Verde es una guía de productos farmacéuticos en el cual aparece recopilada la información otorgada por las compañías farmacéuticas. Los resultados de búsquedas en éste no implican que se encuentren disponibles para la venta en nuestros locales.