Inscríbete aquí

Artículos

Todo lo que debes saber sobre la vacuna antigripal

05 April 2016
Durante los meses de otoño e invierno, la influenza se convierte en una de las principales amenazas a tu salud y la de tu familia, ya que provoca molestos síntomas en tu organismo, como fiebre, dolores musculares, cefaleas, tos seca, congestión nasal y, en ocasiones, diarrea o vómitos, además de conllevar, generalmente, ausentismo laboral y el riesgo de contagiar a otros miembros de tu entorno directo.
Todo lo que debes saber sobre la vacuna antigripal

Y, aunque la mayoría de las personas mejora entre 4 y 7 días, en algunos pacientes la influenza causa complicaciones severas que incluso pueden provocar la muerte. Por este motivo, la vacuna antigripal es una recomendable alternativa para disminuir el riesgo de contraer esta enfermedad viral y mantener una salud óptima durante el periodo más frío del año.

La vacuna antigripal es recomendable para los siguientes individuos:

  • Cualquier persona que desee protegerse de la gripe mayor de 36 meses.
  • Personal de salud y servicios médicos de emergencia.
  • Trabajadores de empresas avícolas y de criaderos de cerdo.
  • Mujeres en periodo de lactancia
  • Embarazadas con más de 13 semanas de gestación.
  • Lactantes mayores de 6  meses con enfermedad crónica severa.
  • Niños desde 36 meses de edad.
  • Adultos mayores de 65 años.

Si has tomado la decisión de vacunarte, debes tener presente que su acción protectora se produce 15 días después de su administración y solo te protege contra la gripe o influenza, quedando aún en riesgo de contraer otras enfermedades que tienen síntomas similares, como el resfrío. Además, si te vacunaste el año pasado, necesitarás nuevamente una dosis, puesto que la composición de la vacuna se modifica cada año; la vacuna que podrás adquirir en nuestros locales cumple con la recomendación de la OMS para el hemisferio sur del año 2016.

Es recomendable que te vacunes al menos 15 días antes que comience el peak de influenza, aunque no hay contraindicación para recibir la vacuna si este periodo ya ha comenzado, puesto que solo corres riesgo de contagio cuando aún no has desarrollado inmunidad a la enfermedad, lo que ocurre durante los 15 días posteriores a su administración. La duración de la inmunidad posterior a la vacunación contra las cepas homólogas o aquellas estrechamente relacionadas con las cepas de la vacuna varía, pero generalmente es de 6 a 12 meses.

Existen, no obstante, algunas molestias que se pueden presentar cuando se administra la vacuna antigripal y que debes tener en cuenta, ya que son comunes y no revisten mayor riesgo para tu salud:

  • Dolor.
  • Cefalea.
  • Sudoración.
  • Dolores musculares y de articulaciones.
  • Endurecimiento y enrojecimiento en el sitio de inyección.

Varias de estas reacciones desaparecen, por lo general, sin tratamiento después de 1 o 2 días. Sin embargo, si llegas a sentir molestias persistentes diferentes a las mencionadas, te sugerimos consultar a un médico, el que te recomendará el tratamiento más adecuado para los síntomas que presentes.