Inscríbete aquí

Artículos

Todo lo que debes saber sobre el Hipotiroidismo e Hipertiroidismo

07 December 2017
El hipotiroidismo es un trastorno en el cual la glándula tiroides no produce la cantidad suficiente de ciertas hormonas, conocidas como T3 y T4, que regulan el metabolismo y otras funciones importantes del organismo.
Hipo e Hiper Tiroidismo

Aunque inicialmente el hipotiroidismo no produce síntomas, con el tiempo puede causar numerosos problemas de salud como obesidad, dolor en las articulaciones, infertilidad o enfermedad cardíaca.

La buena noticia es que estas complicaciones pueden evitarse con un tratamiento con hormonas tiroideas sintéticas.

Si debes usar hormonas tiroideas, recuerda:

  • El tratamiento es eficaz y seguro, una vez que el médico ha determinado cuál es la dosis adecuada para ti.
  • Es importante que concurras a controles médicos al menos una vez al año y que no suspendas el tratamiento por tu cuenta, aunque te sientas mejor.
  • Si sientes síntomas como  cansancio, intolerancia al frío o calambres musculares,  es posible que hayas olvidado algunas dosis de medicamento, o bien que requieras que el médico evalúe nuevamente la dosis de hormona más adecuada. 
  • Consulta siempre a tu médico y recuerda tomar tu medicamento todos los días.

Si estás recibiendo un tratamiento con hormona tiroidea, es importante que conozcas la forma correcta de usar este medicamento; así podrás obtener el máximo beneficio de tu terapia.

  • Recuerda que el éxito del tratamiento para la tiroides depende de que ingieras la cantidad de hormona óptima para tu caso particular. Esta cantidad puede ir variando en el tiempo, por eso es importante que concurras a controles médicos periódicos y  realices los exámenes de sangre que el profesional te indique.
  • Toma tu medicamento todos los días y tal como el médico te indicó. Hazlo siempre a la misma hora y de la misma forma. Eso facilitará la tarea de encontrar la dosis de medicamento más adecuada.
  • No tomes el medicamento junto a suplementos de calcio o hierro, pues disminuirá la cantidad de hormona que se absorbe y por lo tanto obtendrás un efecto menor al esperado.
  • Si durante el tratamiento sientes molestias como cansancio, intolerancia al frío o calambres musculares,  es posible que la cantidad de medicamento que estás utilizando sea menor de la que necesitas. Consulta a tu médico.
  • También es necesario consultar al médico si presentas  diarreas frecuentes, sudoración o calor excesivos, temblores, nerviosismo o aumento de la frecuencia cardíaca. Estos síntomas pueden indicar que los niveles de hormona son demasiado altos.
  • Nunca modifiques las dosis de medicamento por tu cuenta ni dejes de consumir el medicamento por el hecho de que te sientas mejor; si haces eso, los síntomas de hipotiroidismo regresarán de manera paulatina.
  • Consulta a tu médico por cualquier nuevo síntoma o si ha pasado más de un año de tu último control. Infórmale de todos los medicamentos y suplementos nutricionales que estás utilizando.

HIPERTIROIDISMO

El hipertiroidismo, al contrario del hipotiroidismo, es un trastorno en el cual la glándula tiroides produce en exceso las hormonas T3 y T4.

Si fuiste diagnosticado con hipertiroidismo, es muy importante que recibas la atención médica necesaria y realices el tratamiento que el profesional te indique. Así disminuirás los síntomas y evitarás complicaciones de largo plazo como enfermedades en el corazón, osteoporosis y problemas oculares.

Para apoyarte en el proceso de recuperación, Farmacias Cruz Verde ha preparado para ti los siguientes consejos:

  • Consulta a tu médico o nutricionista sobre cómo suplementar la alimentación.
  • Si has sido recientemente diagnosticada de hipertiroidismo, es posible que hayas perdido peso y masa muscular, por lo que un suplemento de  calorías y proteínas podría ser de gran ayuda.
  • Por el contrario, si hace tiempo que estás en tratamiento para el hipertiroidismo, es posible que tengas tendencia a aumentar demasiado de peso. Aprende a alimentarte de la manera más nutritiva posible sin ingerir demasiadas calorías.
  • Asegúrate de incorporar a tu dieta  las cantidades de calcio y vitamina D necesarias para mantener tus huesos sanos y fuertes. Recuerda que el hipertiroidismo es un factor de riesgo de osteoporosis que puedes controlar a través de una nutrición adecuada.
  • Realiza ejercicios en forma regular. Ayudarás a mantener la densidad ósea y disminuirás el estrés.
  • Acude a todos los controles médicos e infórmale de todos los síntomas, aunque no parezcan estar relacionados con el hipertiroidismo. Así facilitarás que le profesional escoja el tratamiento más efectivo y seguro para tu caso particular.

Siguiendo estos consejos, te asegurarás de tener un tratamiento adecuado y evitarás complicaciones a largo plazo.

¡Tu salud es lo más importante!