Inscríbete aquí

Artículos

Noviembre: El mes de la diabetes

30 October 2014
Asume un compromiso con tu vida
La diabetes se caracteriza por la presencia de niveles altos de glucosa en la sangre de manera sostenida. Si bien existe más de una forma de diabetes, la diabetes Mellitus tipo 2 ocupa el 80% de los pacientes que tienen esta enfermedad. Aparece por definición en adultos, sin embargo producto del alto índice de obesidad en niños, también puede desarrollarse en la adolescencia.

En la mayoría de los casos la diabetes mellitus tipo 2 se presenta como respuesta a la obesidad, la mala alimentación y el sedentarismo, razón por la cual más de 300 millones de personas en el mundo padecen de esta enfermedad.

Los altos niveles de glucosa en sangre a largo plazo ocasionan graves complicaciones para la salud, las más frecuentes son las lesiones en ojos, riñones, nervios, además, de representar un riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Por lo tanto la meta es lograr que la glucosa de tu sangre se mantenga dentro de valores normales.

Seguir correctamente el tratamiento farmacológico y adoptar hábitos saludables es la clave para lograr un buen control de la enfermedad. Tener una alimentación saludable, hacer ejercicio de forma regular y estar atento al desarrollo de complicaciones puede evitar que la diabetes perjudique tu vida.

Noviembre es el mes de la diabetes y en Farmacias Cruz Verde queremos apoyarte en este nuevo camino entregándote información que te puede ser útil para enfrentarla y vivir con ella de la mejor manera.

Algunos cuidados especiales si eres diabético son:


Ojo con las infecciones respiratorias

El mal control de la diabetes puede favorecer el desarrollo de infecciones. Debido al fácil contagio, las enfermedades respiratorias infecciosas pueden presentarse con mayor frecuencia e intensidad. Para prevenir estas y otras infecciones sigue estos sencillos consejos:

• Evita visitar enfermos.
• Lava tus manos con agua y jabón varias veces al día.
• Ventila las habitaciones de tu casa al menos una vez al día.
• Vacúnate siempre en la fecha indicada por tu médico.

Incluye en tu rutina el cuidado de la piel

El cuidado de la piel de un paciente diabético se basa principalmente en la prevención de lesiones, puesto que los niveles altos de glucosa en sangre favorecen el desarrollo de infecciones y retrasa los procesos de cicatrización.

• Toma baños tibios, cuida que estos sean cortos y utiliza jabones suaves o suplementos de jabón. Humecta tu piel todos los días, consulta en tu farmacia sobre un producto adecuado para tu tipo de piel.
• Protege tu piel del sol, utiliza protector solar diariamente y evita exponerte a horas en que la radiación es alta.
• Bebe mucho líquido y come más fruta y vegetales.
• No dejes de lado las proteínas, come carnes sin grasa, legumbres y huevo, esto favorecerá directamente los procesos de cicatrización.

Pon especial cuidado en tus pies.

Niveles aumentados de glucosa en tu sangre pueden ocasionar pérdida de sensibilidad, cicatrización deficiente y aumento de la predisposición a las infecciones, ocasionando lesiones en tus pies que pueden ser graves. Aunque la clave para evitar el desarrollo de esta complicación es que logres un buen control de tu enfermedad, puedes prevenirla siguiendo estos consejos:

• Lávalos diariamente con agua tibia, sécalos y huméctalos cuidadosamente.
• Revísalos todos los días buscando cortes, ampollas, irritación o inflamación y consulta con tu médico como proceder si observas alguno de estos signos.
• Evita caminar descalzo y utiliza zapatos que no te aprieten.
• Corta tus uñas con cuidado. Utiliza corta uñas recto y lima. Nunca cortes cutículas o ampollas.