Inscríbete aquí

Artículos

Las interrogantes del alcohol

17 September 2014
Estamos en época de fiestas patrias y es frecuente escuchar variada información acerca de los efectos del alcohol en nuestro organismo. Pero, ¿cuáles de ellas son ciertas? A continuación te mostramos algunas de las interrogantes que frecuentemente surgen relacionadas con el consumo de alcohol.
¿Cuáles son los efectos del alcohol en el organismo?

Los efectos del alcohol más frecuentes y notorios son: desinhibición, ataxia (dificultad para coordinar los movimientos) y sedación. El alcohol también tiene efectos a nivel cardiovascular, gastrointestinal, sexual, produce interacciones con medicamentos y puede ocasionar problemas con el desarrollo fetal cuando es consumido por una mujer embarazada.

Además, luego de ingerir alcohol por periodos prolongados, se puede producir tolerancia a éste en nuestro organismo y dependencia física.

¿Cuánto tarda el alcohol en producir sus efectos?

El alcohol se absorbe rápidamente desde el estómago e intestino delgado obteniéndose niveles máximos a los treinta minutos de ingesta siempre y cuando el estómago esté vacío. Por el contrario, si el alcohol es consumido con alimentos, la absorción será más lenta, retrasando sus efectos, pero no disminuyéndolos.

¿Es cierto que el alcohol aumenta las funciones sexuales?


A pesar de la creencia popular de que el alcohol puede aumentar la actividad sexual, es más frecuente observar lo contrario. Si bien el alcohol puede aumentar la libido, el aumento de concentraciones sanguíneas de alcohol en personas que lo consumen de forma aguda o crónica incrementa la latencia eyaculatoria, disminución en el placer orgásmico y la erección.

¿Es recomendable beber alcohol para disminuir riesgos cardiovasculares?

Si bien se ha observado que algunos pacientes pueden ver disminuidas las probabilidades de sufrir un accidente cardiovascular si beben alcohol en cantidades bajas o moderadas, estos datos no son suficientes para recomendarlo en pacientes que tienen patologías cardiovasculares como hipertensión, arritmia u otra patología cardiaca. Lo que sí está comprobado, son los beneficios de llevar una dieta saludable, realizar ejercicio y dejar el cigarrillo.

Por el contrario, el consumo de grandes cantidades de alcohol en produce en nuestro organismo el aumento de presión arterial, cambios en la conducción eléctrica y en la contractibilidad del músculo cardíaco, y trastornos tromboembólicos relacionados con la arritmia. Está demostrado que las personas que consumen grandes cantidades alcohol en forma ocasional o crónica tienen más riesgos cardiovasculares e incluso pueden llegar a desarrollar algunas enfermedades cardiacas.

¿Cómo se elimina el alcohol?

El alcohol se elimina principalmente luego de su transformación en el hígado, función que en algunas condiciones podrían estar disminuida, como es el caso de mujeres y orientales, aumentando la susceptibilidad a esta sustancia.

El alcohol también se elimina en una pequeña cantidad en orina, aliento y sudor. Esta pequeña cantidad es proporcional a la cantidad de alcohol que hay en la sangre, esta propiedad hace que los test que miden alcohol en el aliento sean utilizados para calcular la cantidad de alcohol sanguíneo.

El alcohol y los medicamentos

Existe una gran variedad de interacciones entre alcohol y medicamentos. Las más graves son las que ocurren entre los medicamentos que inhiben la principal vía por la cual se transforma el alcohol, produciendo una intoxicación alcohólica. El alcohol potencian los efectos adversos de algunos medicamentos. Todos estos efectos son más peligrosos en pacientes que tiene un consumo crónico de alcohol y pacientes que consumen de manera aguda grandes cantidades de esta sustancia.

Si te encuentras en tratamiento farmacológico o utilizas productos naturales es necesario que antes de beber alcohol, consultes al médico o al químico farmacéutico. Esta combinación puede poner en riesgo tu seguridad.