Inscríbete aquí

Artículos

La siesta después del almuerzo ayuda a los niños en su aprendizaje

07 October 2013

El estudio se llevó a cabo en Estados Unidos.

sle

El descanso luego de almorzar, sería de gran buena ayuda para colaborar en el aprendizaje de los niños, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Massachusetts Amherst, Estados Unidos.

Se estableció que una siesta de una hora después del almuerzo estimularía la actividad cerebral de los niños y los ayudaría en el proceso de aprendizaje.

El estudio contempló a 40 niños de entre 3 y 5 años, donde se concluyó que quienes tomaban una pequeña siesta, podían a recordar mucho mejor las lecciones preescolares y que el beneficio de la siesta se extendía a la tarde y al día siguiente. Los resultados aseguran que el descando desúpes de almuerzo es clave en la consolidación de la memoria y en el aprendizaje temprano.

Cuando a los niños se les permitió tomar una siesta después del almuerzo, sus desempeños en tareas de ubicación visual y espacial mejoraron significativamente durante la tarde y al día siguiente en comparación con los niños que no pudieron tomarse la siesta, según explicaron los expertos. Además, los que descansan desarrollan una creciente actividad en regiones del cerebro relacionadas con el aprendizaje y la asimilación de nueva información.

Rebecca Spencer, quien dirigió el estudio, indicó: 'Esencialmente somos los primeros en reportar evidencia de que las siestas son importantes para niños en edad preescolar', dijo a la BBC.