Inscríbete aquí

Artículos

Consejos para controlar el estrés y seguir adelante con tu dieta

02 September 2013
Tu mente es más fuerte que tu cuerpo.
estres2

1. Haz ejercicio: ejercitarte alivia y reduce el estrés de inmediato porque engaña al cuerpo haciéndole creer que está escapando de la fuente del estrés y liberando la adrenalina secretada. El ejercicio hace que la sangre circule con mayor rapidez, transportando el cortisol a los riñones para que sea excretado fuera del organismo. Si no tienes tiempo para moverte, será suficiente con caminar 15 minutos, después de almuerzo 3 veces por semana.

2. Come lento: Muchas veces el estrés te hace comer rápido y en exceso. Come despacio, disfruta la comida y pon atención a lo que ingieres, así podrás sentir saciedad, la que puede disminuir los niveles de cortisol y así, comer menos.

3. No hagas dietas estrictas: Investigaciones demuestran que hacer dieta constantemente puede hacer que los niveles de cortisol se eleven hasta en un 18%. Esto hará que te vuelvas irritable. Por eso te recomendamos tener tres comidas y dos meriendas saludables al día. Así harás que el nivel de azúcar en la sangre se mantenga constante y no te pida comer cosas dulces.

4. Cede un poquito ante tus antojos: Cuando el estrés te conduce hacia algo dulce o salado, puedes ceder un poco. Es mucho mejor disfrutar de un pequeño 'antojo' y reducir la respuesta del cortisol.

5. Restringe la cafeína: La combinación de cafeína y estrés aumenta los niveles de cortisol más que el estrés por sí solo, según un estudio realizado por la Universidad de Oklahoma. Es mejor que optes por bebidas descafeinadas.

6. Toma un buen desayuno: Las deficiencias de vitaminas del complejo B, vitamina C, calcio y magnesio le causan estrés al cuerpo, ya que aumentan el nivel de cortisol. Por eso incluye alimentos que contengan dichas vitaminas, como lo es el jugo de naranja, frutillas, fresas, pan integral, leche, entre otros.

7. Duerme: Para reducir el estrés, la estrategia más eficaz de todas es dormir las horas necesarias. Se recomienda dormir entre 7 a 9 horas diarias como mínimo. La falta de sueño aumenta los niveles de grelina, una hormona que aumenta el hambre.