Inscríbete aquí

Artículos

¿Cómo proteger tu piel de los efectos del sol?

17 October 2014
Los días soleados de primavera son ideales para realizar actividades al aire libre, como picnics,
ejercicio y viajes a la playa, pero no debes olvidar que, junto con el sol y el calor, también están
 presentes los rayos UV y UVA, que son muy dañinos para tu piel.
articulo_sol
Por esta razón, elegir un protector solar adecuado para tu fototipo es primordial para disfrutar sin preocupaciones y de forma responsable. Aquellos productos con factor de protección solar 2 a 10 son de baja protección, los que están entre 15 y 20 de media protección, y los que se ubican entre 30 y 50 o superior son de alta protección.
Elige un protector solar adecuado para tu piel


El primer paso es determinar cuánto demora tu piel en quemarse al sol sin protección, ya que el factor de protección solar se relaciona con el tiempo que nuestra piel se mantiene a salvo de los rayos solares antes de comenzar a quemarse. Las pieles muy claras tardan 3 a 5 minutos en comenzar a sufrir los efectos del sol, las pieles blancas 10 minutos, mientras que las pieles oscuras pueden pasar hasta 40 minutos sin riesgo. Y, para distintos tipos de piel, necesitarás un factor de protección solar diferente.

Piel muy sensible: es característica de aquellas pieles muy claras, con cabello rubio o colorín y que tienden a la aparición de pecas con el sol. Ante la exposición prolongada a este, reaccionan con enrojecimiento intenso y descamación; generalmente les cuesta broncearse u obtienen un bronceado ligero. Los protectores solares de factor 50 o mayor son los apropiados para este fototipo.

Piel sensible:
propia de quienes tienen piel blanca, ojos color café y pelo castaño. Ante la exposición del sol sufrirán enrojecimiento moderado, y el factor recomendado para ellos está entre 30 y 50. Piel poco sensible: las personas de piel oscura y cabello negro presentarán ligero enrojecimiento y se broncearán suavemente al tenderse bajo el sol sin protección. Un protector solar de factor 15 a 30 es ideal para ellas.

Ten presente, además, que debes usar un protector solar con mayor factor para tu rostro, pues su piel es más sensible y delicada, y que si practicas deporte al aire libre querrás preferir un protector resistente al sudor y el agua.

Utiliza el protector solar adecuadamente

Aplicar protector solar sobre tu piel una sola vez no basta para estar protegido del sol, ya que el efecto tiene un tiempo determinado de duración. Úsalo media hora antes de la exposición al sol, en cantidad generosa, y renuévalo cada dos horas para mantenerte siempre fuera de riesgo. La primera aplicación debe ser, idealmente, de una fotoprotección más alta que las posteriores.

Ten cuidado especial en las zonas más sensibles de tu piel, como el cuello, el rostro, los hombros, el escote y la calva. Evita también utilizar envases abiertos el año anterior.

Consejos para protegerte de los efectos nocivos de la exposición al sol

Aunque estés a salvo de la radiación UV y UVA gracias al protector solar, existen momentos del día en que los efectos de estas son mayores, y tomar precauciones sencillas ayudará a que te mantengas fuera de riesgo y puedas vivir tus actividades al aire libre con tranquilidad.

EVITA

Exponerte al sol entre las 11 y 15 horas.
Exponer al sol a niños menores de 1 año.
Usar protector solar en niños menores de 6 meses.

VIGILA

A niños y ancianos en forma especial cuando se exponen al sol.
Cambios de color, forma o tamaño de pecas o lunares.

UTILIZA


Filtros solares adecuados a tu tipo de piel y la época del año.
Protectores solares aunque el día esté nublado o te mantengas debajo del quitasol.
Lentes de sol que absorban el 100% de las radiaciones UV.
Protección física, como sombreros, gorros y camisetas.