Inscríbete aquí

Artículos

¿Cómo elegir el shampoo adecuado para ti?

04 November 2014
Aunque la función principal del shampoo es limpiar, debes tener presente que para cada tipo de cuero cabelludo hay un shampoo adecuado, y si deseas conseguir un objetivo determinado en tu cabello es necesario escoger aquel que mejor servirá a ese propósito
shamp
Especialmente, si tienes un cuero cabelludo sensible o sufres de caspa, dermatitis, psoriasis u otras afecciones, antes de escogerlo necesitas consultar a un dermatólogo para que te ayude a identificar en qué estado de salud se encuentra tu superficie capilar.

Una vez que ya has diagnosticado tu cabello y si tienes un cuero cabelludo sano, busca un shampoo que limpie el cabello, sin aditivos y que tenga propiedades cosméticas que te permitan obtener el resultado que quieres; volumen, hidratación, control del frizz, entre varios otros.

Considera también cuál es tu tipo de cabello, ya que cada formulación de shampoo incorpora diferente concentración de tensoactivos; anfóteros para cabello fino y cabello delicado, aniónicos para pelo normal o pelo graso, y catiónicos para cabello seco. Además, estos distintos tipos de shampoo tendrán mayor o menor cantidad de proteínas, siliconas y moléculas para modificar el color de tu cabello, que darán las propiedades alisantes, ondulante y varias otras según el shampoo escogido.

Para cabello fino y delicado, el cual es frágil y carente de volumen, te recomendamos un shampoo que le dé cuerpo, sea extra suave y con bajas o nulas cantidades de sulfato. En cambio, para el pelo seco y dañado, que es quebradizo y opaco debido a su falta de nutrición e hidratación, el shampoo debe ser suave y colaborar en el relleno de las grietas que causa la sequedad, facilitando el brillo y la docilidad del cabello.

La caspa, que se produce por dermatitis seborreica, desbalances hormonales o estrés, entre otros factores, puedes tratarla con samphoo elaborados a base de extractos naturales, que descongestionen, purifiquen y tengan efecto acondicionador.

Por otro lado, el cabello graso se ensucia con facilidad y debes evitar que los folículos pilosos se obstruyan con sebo. Para ello, el shampoo que escojas debe tener un pH regulado, que limpie profundamente pero no irrite el cuero cabelludo, y que a la vez tenga acción equilibrante y astringente en tu pelo.

.