Inscríbete aquí

Artículos

Como cuidar la fiebre de tus hijos

22 May 2015
Una de las mayores preocupaciones de los padres, es la fiebre de sus hijos. ¿Es grave? ¿Puedo tratar la fiebre en casa o debo llevarlo al médico? ¿Cómo se usan los medicamentos para la fiebre?... Son dudas frecuentes que esperamos ayudarte a resolver a través de este artículo.
fiebre

¿Qué es la fiebre y por qué se produce?

Se considera que un niño tiene fiebre cuando su temperatura es superior a 38°C tomada en forma rectal, la que tiene una diferencia entre 0,5° y 1° más que la temperatura axilar. 

La fiebre es una manifestación de que en nuestro organismo se está produciendo una respuesta inflamatoria, la causa más frecuente son las infecciones causadas por virus o bacterias. 

¿Puedo tratar la fiebre en casa o es necesario llevar al niño al médico?

Si bien es posible controlar la fiebre en la casa, debemos considerar que la fiebre es una señal de alerta y no una enfermedad en sí misma. Aunque podamos controlar la temperatura en casa con medicamentos u otras medidas de apoyo, es el médico quien determinará el origen del problema y su tratamiento. 

También es importante tener en cuenta que el grado de fiebre no siempre corresponde a la intensidad o gravedad de la enfermedad que la provoca, lo que refuerza la necesidad de consultar al pediatra. 

¿Siempre es recomendable usar medicamentos para controlar la fiebre?

No siempre. Cuando el problema es de origen infeccioso, un leve aumento de temperatura puede incluso resultar beneficioso, pues facilita la acción de nuestro sistema inmunológico e inhibe el crecimiento de bacterias y virus causantes de la enfermedad. 

La mayoría de los pediatras recomiendan usar medicamentos cuando la temperatura es mayor a 38,5°C. También es necesario normalizar la temperatura si el niño sufre enfermedades crónicas respiratorias, cardíacas, si es diabético, o si tiene antecedentes personales o familiares de convulsiones febriles. 

¿Son seguros los medicamentos para la fiebre?

Los medicamentos para la fiebre, llamados antipiréticos, son efectivos y seguros siempre que se utilicen en forma correcta y en la dosis indicada por el médico.

Los medicamentos más utilizados son paracetamol e ibuprofeno; pueden administrarse en gotas, suspensión o supositorios, según la edad del paciente. La dosis se calcula en base a la edad y el peso corporal del niño. Antes de administrar el medicamento, lee las instrucciones del envase y revisa la fecha de vencimiento, especialmente si vas a usar un medicamento que mantienes en el botiquín de la casa.

¿Puedo aumentar la dosis de medicamento si la fiebre no baja? 

No debemos administrar dosis mayores a las recomendadas, debido a que pueden producirse efectos tóxicos. 

Si después de una hora de administrado el medicamento la temperatura continúa elevada, puedes ayudar a bajarla colocando paños tibios (no fríos) en el abdomen y la frente del paciente. También es recomendable aumentar la ingesta de líquidos y evitar el exceso de abrigo utilizando ropa liviana, preferentemente de algodón. Si la fiebre no cede a pesar de estas medidas u observas otros síntomas que te preocupan, no dudes consultar nuevamente al médico. La salud de tu hijo es lo más importante.