Inscríbete aquí

Artículos

incontinencia-urinaria-1

Aprende a manejar esas pequeñas pérdidas de orina

18 November 2019
Aunque la pérdida de pequeñas cantidades de orina es común en muchas mujeres, no es normal que ello suceda. El Dr. Víctor Miranda, uroginecólogo de Red de Salud UC CHRISTUS, entrega técnicas que ayudan a mejorar y disminuir los riesgos de esta patología.
incontinencia-urinaria 2



Cualquier pérdida de orina en forma involuntaria es considerada incontinencia urinaria; una patología que puede afectar al 30% de las mujeres a lo largo de su vida, pudiendo llegar hasta un 60% en la tercera edad. Entre las razones está el sobrepeso, embarazos, parto y edad. “Mientras la mujer se encuentra en su edad reproductiva, produce estrógenos que ayudan a mantener el tono de la musculatura del piso pélvico. Pero cuando llega la menopausia, cesa la producción de estas hormonas, por lo tanto, el problema de la incontinencia urinaria puede comenzar a manifestarse”, explica el Dr. Víctor Miranda.

Tipos de incontinencia urinaria

  • Incontinencia de esfuerzo: Ocurre pérdida de orina al reír, toser, estornudar, hacer ejercicios o fuerza. Se relaciona con los embarazos, por el peso y estrés sobre el piso pélvico, que hace que los ligamentos que dan soporte a la uretra (por donde sale la orina) tiendan a ceder. Suele presentarse en mujeres de 30 a 40 años, aproximadamente.
  • Urgeincontinencia o vejiga hiperactiva: Es el deseo urgente y repentino de orinar, por lo que muchas veces la persona no alcanza a llegar al baño. Este tipo de incontinencia suele presentarse con mayor frecuencia en mujeres post-menopáusicas y de la tercera edad. En la mayoría de los casos no hay una razón específica de por qué ocurre.
  • Incontinencia mixta: Combina las dos situaciones anteriores. Suele darse en mujeres de mayor edad.

¿Se puede prevenir?

Prevenir la incontinencia urinaria no es tan fácil, por estar -generalmente- asociada al embarazo, indica el Dr. Miranda. Sin embargo, el profesional señala que existen técnicas que ayudan a mejorar y disminuir los riesgos de esta patología:

  • Orinar cada 4 horas. La recomendación es no aguantar demasiado y vaciar la vejiga de manera frecuente.
  • Reducir el consumo de alimentos irritantes de la vejiga, como café, té, bebidas cola y alcohol.
  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Favorecer la ingesta de líquidos en la mañana y evitarlos después de las 20 horas.
  • Preferir alimentos ricos en fibras para evitar la constipación. Una persona estítica tiende a pujar mucho, y eso es un factor que puede predisponer a la incontinencia urinaria.

Tratamientos según el tipo de incontinencia

  • De esfuerzo: Se puede tratar con kinesioterapia, reforzando la musculatura del piso pélvico. En casos de incontinencia más severas se puede recurrir a la cirugía.
  • Vejiga hiperactiva: Además de cambio de hábitos como los mencionados, hay medicamentos (antimuscarínicos) que relajan el músculo de la vejiga, disminuyendo la incontinencia de orina y la urgencia por ir al baño. También se puede recurrir a la kinesioterapia, a la electroestimulación de los músculos perineales y del nervio tibial posterior (que se encuentra en la pierna), la aplicación de bótox dentro de la vejiga y la neuromodulación sacra (impulsos eléctricos para modular los nervios sacros del área pélvica), que apunta a las pacientes que no responden a otros tratamientos.

Pon en práctica estas técnicas que te ayudarán a disminuir esas incómodas e inoportunas pérdidas de orina.