Inscríbete aquí

Artículos

Andropausia-1

Andropausia: 6 señales para tener en cuenta

18 November 2019
La andropausia es el símil de la menopausia, pero en hombres. Sin embargo, ésta se considera una patología ya que, a diferencia de la mujer, en el varón no es una condición natural. Mira cuáles son los principales síntomas y sus tratamientos.
Andropausia-2


La andropausia es una enfermedad que no está bien definida, pero que en términos generales consiste en la reducción de la testosterona en la sangre. “Existen controversias en su definición, porque el proceso en el hombre, a diferencia de la mujer, no es tan preciso en la disminución de las hormonas masculinas”, explica el Dr. Rodrigo Leyton, Past President de la Sociedad Chilena de Urología.

En las mujeres, la menopausia se produce en un momento exacto. Llega un instante en que se acaban los óvulos y con el último que se produce, baja dramáticamente la producción de estrógeno. “En cambio, en el hombre, ese proceso puede que no exista nunca: puede ser parcial, total y que llegue a distintas edades. No hay un momento exacto ni es una obligación biológica”, dice el Dr. Leyton.

El único factor de riesgo de la andropausia es la edad del hombre. Según el especialista hay muy pocos estudios sobre su prevalencia y en Chile no existen investigaciones al respecto. “En general, se habla de tasas de un 20% de prevalencia sobre los 40 años y su incidencia va aumentando con la edad”, destaca.

Principales síntomas

“La andropausia se considera una enfermedad, ya que produce síntomas que no son normales y la mayoría de los hombres que los presentan acuden al especialista para pedir tratamiento”, afirma el Dr. Leyton, quien enumera los principales signos de andropausia:

  1. Disminución de la líbido.
  2. Disminución del número de erecciones espontáneas durante el día, especialmente en la mañana.
  3. Disminución de la fuerza muscular, atrofia muscular y/o pérdida de masa muscular.
  4. Osteoporosis.
  5. Falta de energía.
  6. Disminución de la producción intelectual.

Tratamiento

El tratamiento consiste en reponer la hormona masculina y llevarla a un nivel normal. Esto se puede hacer a través de medicamentos que se ingieren, inyecciones periódicas (cada 20, 30 días o cada tres meses) y cremas o geles que se aplican en la piel diariamente. “La medicación tiene que ser muy cuidadosa porque un paciente con índices normales puede llegar a niveles muy altos de testosterona y producir otros problemas, como por ejemplo, aumento de otras hormonas que empeoren su actividad sexual”, asegura el Dr. Leyton.

Sin embargo, el tratamiento va a depender de varios factores. El principal, es la medición de la testosterona para comprobar que, efectivamente, esta hormona está más baja de lo normal. Además, es importante considerar los síntomas, ya que pueden existir pacientes con niveles bajos de testosterona, pero que se sienten bien, es decir, se mantengan activos y no presenten complicaciones.

Recomendaciones

  • Realizar ejercicios físicos: Quienes presenten andropausia también van a sufrir problemas de osteoporosis y de disminución de la masa muscular. Aspectos que pueden combatirse mediante la actividad física regular, como por ejemplo, caminar 30 minutos al día en forma muy enérgica: rápido y sin detenerse. Esta actividad conlleva otros beneficios, como disminuir las probabilidades de un infarto, entre otras patologías.
  • Cuidar la alimentación: Es necesario consumir suficiente calcio mediante los alimentos o suplementos y exponerse al sol de manera prudente, para evitar déficit de vitamina D, ya que son otros factores que también afectan la calidad de los huesos.

¿Cómo saber si necesitas acudir al especialista?

 

Si eres mayor de 40 años y respondes Sí a 3 o más de estas preguntas, te recomendamos acudir a un especialista:

1. ¿Ha disminuido tu deseo sexual?

2. ¿Te sientes sin energía?

3. ¿Ha disminuido tu fuerza y/o tu resistencia física o ambas?

4. ¿Has disminuido de estatura?

5. ¿Has dejado de gozar la vida?

6. ¿Estás triste, enojado o ambos?

7. ¿Son menos fuertes tus erecciones?

8. ¿Has notado recientemente algún deterioro de tu capacidad para practicar deportes?

9. ¿Te duermes inmediatamente después de cenar?

10. ¿Has experimentado deterioro reciente en tu capacidad laboral?

Pon atención a estos síntomas y a tus respuestas a estas interrogantes, lo importante es que consultes al médico.